Enlozados y Porcelana

La historia de los artículos enlozados que todavía podemos ver en cocinas y baños, tiene su origen en los esmaltes de porcelana conocidos desde la antigüedad. Entonces este recubrimiento es aplicado sobre metales utilizados en la joyería como el oro, la plata y el cobre.

Se hacía con fines decorativos. Recién a mediados del siglo XIX, en Alemania, nacen los primeros intentos de aplicar esmalte al fierro, para mejorar la apariencia y durabilidad, de las ollas utilizadas en la cocina.

Al principio su aceptación fue limitado porque las técnicas de aplicación del esmalte eran pobres,además de caras y la gente pensaba que eran demasiado elegantes para ponerlas al fuego. Era común ver en casa de la burguesía ollas y potes esmaltados, como piezas centrales de decoración.

Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza
Antigüedades Carroza